Escuchando a nuestras fieles amigas: las emociones

Soy muy enojón, ansioso la mayor parte del día, me exalto con facilidad, no me atrevo a decir no o me cuesta poner límites, lloro por cualquier cosa, se me dificulta aceptar cumplidos, creo que me miente y me engaña aunque dice que me quiere, ya no tenemos relaciones sexuales todo se ha vuelto una rutina.

 

Estas afirmaciones hablan de las emociones básicas que compartimos con todo el mundo: miedo, alegría, tristeza, enojo, amor y erotismo, cada una con una gran variedad de matices y expresiones donde el miedo empieza con cautela, hasta llegar al extremo de sentirnos paralizados por el pánico ante una situación muy estresante.

Es importante escuchar tus emociones...

sentimientos, emociones, mujer

La alegría va desde una sonrisa de correspondencia a un saludo, hasta el júbilo y exaltación frente a un momento muy agradable que vivamos.

 

La tristeza nos lleva desde la nostalgia por algo que ya no tenemos, hasta sentirnos deprimidos todo el día, cansados y sin deseo de levantarnos.

 

El enojo empieza desde la molestia frente a una situación desagradable, hasta sentir que la violencia se apodera de mí, cuando las cosas no salen como espero y quiero forzar y controlar mi mundo.

 

El amor lo podemos sentir, pero no lo podemos expresar, nos cuesta decir te quiero, abrazar y besar, o aceptar las muestras de cariño de los demás, por otro lado, hay personas tan efusivas en el amor, que sofocan a los demás y son rechazados.

 

El erotismo tiene tanta variedad de expresiones, que puede ser acompañado de placer o culpa, o tener la necesidad constante de vivir la pasión al extremo o en otros casos, bloquearla o ignorarla.

emociones

En un proceso terapéutico son las emociones las que indican el camino que hay que seguir,

para encontrar la solución a la problemática que aqueja a cada persona, por eso la afirmación de escuchar a nuestras fieles amigas.

 

Conocerlas y saber su historia, desarrollo y presencia en nuestra vida diaria, es básico para descubrir una mejor relación conmigo mismo, un mejor equilibrio, buscar la armonía emocional y disfrutar de su presencia y expresión, ya que todas son necesarias para los diferentes momentos que la vida nos presenta.

 

 

emoción dos mujeres

En lugar de evitar la ansiedad que me apremia todos los días, los celos que no me permiten disfrutar de mi relación con mi pareja, la tristeza que me genera la soledad, el temor a no cubrir las expectativas de los demás, mi temor al rechazo y mi inseguridad frente los retos de mi entorno, el camino es ponerme en un dialogo con estas emociones para convivir con ellas y enriquecerme con toda su información.

 

 En esta tarea a veces es necesario la ayuda de un terapeuta que nos acompañe en este viaje emocional, ya que tiene herramientas y experiencia de vida, además de su formación profesional, para analizar y dar significado a los datos que las emociones constantemente nos están aportando, siempre con el propósito de avanzar en nuestro crecimiento personal.

crecimiento personal

¿Y a ti, con qué emoción te cuesta dialogar?

Psicóloga Ma. Teresa Reyes Canchola

Escribir comentario

Comentarios: 0